Un lugar mágico

¡Miraaaad! Por fin tengo las fotos. Me acordé de llevarme la cámara a clase, y hoy vengo a enseñaron dónde se crea la magia. Este es el taller donde me dan las clases de moda, confección y patronaje. ¡Veréis qué bonito! ¡Qué detalles! ¡Y qué desorden! Pero es encantador

De hecho mi Ana me regañaba por no haber recogido antes de sacar las fotos, pero yo creo que este desorden ordenado (porque ya os digo que sabe perfectamente donde tiene todo) es parte del encanto de este sitio.

Este pequeño taller es una habitación reformada de un convento. Y Ana ha aprovechado lo que tenía por ahí para darle un toque rústico que lo hace más encantador si cabe. ¿Veis cómo tiene las telas en la pared? ¡Me encanta!

Aquí colgando de la lamparita tenemos las cintas métricas que usamos en clase ;) Un detalle que me encanta (preparaos porque voy a estar diciendo que me encanta cada foto :P )


El maniquí de clase. Sí, sólo hay uno, pero es que en realidad no lo usamos. Yo siempre pensé que iba a necesitar uno para no sé, ¿tomar medidas? Pero es que el patronaje es magia. Te mides una vez, y a dibujar siguiendo las instrucciones. Así que, de momento al menos, está de adorno. ¿No le da un toque estupendo?

De fondo un montón de prendas que tiene Ana terminadas, y montones de patrones colgados también.

Esta es la mesa de trabajo de la profe. Nosotras ni nos acercamos, que para eso tenemos las nuestras ;) Y debajo…

¡Mirad cuantos rollos de tela! De cualquier tipo. En realidad hay rollos de telas por cualquier esquina, pero aquí están la mayoría :)
Aquí la plancha, muy necesaria claro. Nos quita un montón de trabajo, de hilvanes, de poner agujas. Planchamos el bajo y a la máquina.
Pero no es una plancha normal no, aquí todo es especial. Tiene un pedal que al pisarlo hace salir aire frío de la tabla. Así al sujetar la prenda, como he dicho por ejemplo para hacer el dobladillo del bajo, no te quemas con el vapor de la prenda. ¡Qué gran invento!
Esto que veis aquí… Ups, no me acuerdo del nombre específico, pero os puedo explicar qué es.
Sirve para dibujar patrones en el ordenador. Bueno, más que para dibujarlos, para pasar los que dibujas en papel al ordenador. Tú pones el patrón encima del tablero, y señalas las esquinas, como coordenadas (o algo así entendí yo), y se pasan al ordenador. Así no tienes que volverte loca con el programita del ordenador para hacer patrones. Sí, sí. Esto del patronaje está muy avanzado.
Aquí la máquina estrella. La máquina de coser. Casi no la he usado aún, pero ¡es muy complicada! O va muy deprisa o va muy despacio. Tengo que pillarle el punto aún.
Y otro invento que trae la máquina: si pisas el pedal con el talón, ¡corta el hilo! La de tiempo que ahorras, ¿eh? Estamos todas maravilladas con la de cosas que estamos aprendiendo y descubriendo.
Esta es otra máquina. Descubrí su nombre el otro día: remalladora. ¿Sabéis para que sirve? Si cogéis una camiseta cualquiera lo veis. Es la máquina que hace el bajo ;) Y yo siempre intentando descubrir cómo se hacía con mi máquina de coser… Normal que no lo encontrase.



Y por último una estantería llena de libros y libros de moda, confección, estilo, patronaje, revistas, vogues… ¡Qué gozada!
Hasta aquí la visita guiada por mi nuevo sitio favorito, el taller donde ocurre la magia, donde empiezo a dar otro pasito hacia mi sueño. Seguro que os gusta tanto como a mí, pero contadme, ¿qué os parece?
X
Ester
Anuncios

8 pensamientos en “Un lugar mágico

¿Tú qué opinas? :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s